The enunciation in the new protest: youth and citizenship

Project: Research

Project Details

Description

Desde el 18 de septiembre de 2020, se inició la moción de vacancia del gobierno de Martín Vizcarra. Aunque tuvo que esperar hasta el 9 de noviembre para que se aprobara, desde aquel momento, a la incertidumbre social -causada por la pandemia- se le sumó la zozobra causada por la inestabilidad política. 

Manuel Merino asumió la presidencia de la República en medio del descontento popular que desencadenaron protestas a lo largo del país desde el 9 noviembre hasta el 15 del mismo mes. Un periodo corto, pero intenso en el que las movilizaciones civiles contradijeron, en gran medida, el diagnóstico generado desde las Ciencias Sociales, que sindicaba a la sociedad peruana como apática (Fuenzalida 1971; Cotler 1978), anómica (Matos Mar 1984; Degregori, Blondet y Lynch 1986; Golte y Adams 1987), cínica (Portocarrero 2004; Ubilluz 2006), en la que la noción de pueblo había desaparecido (Martuccelli 2015), haciendo del Perú un país lleno de emprendedores pero sin ciudadanos (Vergara 2013), preocupados por la metafísica neoliberal de su bolsillo (Grompone, 1999), desentendidos del quehacer político de la res-pública (Tanaka, 2010) y en donde lo económico parece moldear lo político (Uccelli y García Llorens 2016). 

Sin embargo, las protestas suscitadas invitan (e invocan) una relectura del diagnóstico actual no solo en tanto hechos (las motivaciones de las protestas) sino en tanto acontecimiento, es decir, como momento traumático, perturbador, que parece suceder de repente y que irrumpe el curso normal de las cosas, un espectro cuya base se desvanece en el aire (Badiou 1988; Zizek 2014). Más aún esta necesidad nace debido a que Lima, se ha mantenido -predominantemente- silente frente a sus pares latinoamericanos, a pesar de atravesar por problemas semejantes. 

Aunque los primeros pronunciamientos desde la academia señalan lo vivido como el agotamiento de las reformas (Cuevas-Calderón 2020, López 2020; Tanaka 2020,) y el inicio de una revolución (Méndez 2020; Durand 2020, Díaz Albertini 2020) nuestra investigación recoge estas interpretaciones para someter a debate la(s) narrativa(s) que fue(ron) quebrada(s) en busca de una demanda política. Es decir, aunque ha existido a lo largo de los años una amplia tolerancia a la transgresión de la ley (Portocarrero 2001; 2014; Ubilluz 2006; 2010), la asunción del gobierno de Merino generó un desgarro en la ficción que sostenía la convivencia entre el abuso de poder y la corrupción. En ese sentido, nos preguntamos, ¿qué pasó con las representaciones sobre la autoridad, la vida colectiva y la transgresión? ¿Qué imagen(es) se ha(n) desgastado para dar paso a las protestas? ¿Qué acontecimiento ha fisurado el pacto ficcional que articulaba la ley con la transgresión? 

Huelga decir que esta protesta no solo fue un solo momento en el tiempo, sino un proceso incubado desde las marchas vistas en i) No a Keiko, ii) No a la revocatoria (de Susana Villarán), iii) No a la repartija del BCR, iv) No a la repartija del TC, v) Apoyo a los fiscales del caso Lava Jato, vi) Apoyo a la disolución del congreso, en las que se mostraban la preocupación por la lucha contra la corrupción, la institucionalidad democrática y los procesos de reglamentación emprendidos por el Estado pero ninguna de estas afligida por el cambio en el modelo económico, enmarcando así, movimientos sociales que procuran un republicanismo neoliberal (Ubilluz 2019).  

En ese sentido, se vuelve necesario un estudio sobre la protesta en la ciudad de grupos no-organizados/no-politizados, ya que presenta características diferenciales con el tipo de protesta en las zonas rurales e incluso con las clásicas provenientes de sindicatos o acciones políticas. 

Razón por la cual, nuestra investigación busca salir de la visión desde lejos y desde afuera de la sociología y las ciencias políticas que habitualmente abordan la protesta en tanto orden lógico, predicción de éxito o condiciones de existencia, para analizar los matices generacionales de la demanda política desde cerca y desde adentro a partir de la semiótica. Es decir, nuestro interés parte de examinar la pluralidad de posturas enunciativas en la protesta que generan un efecto de sentido de reclamo.  

En ese sentido, ya que esta investigación se inscribe en lo que Fillieule y Tartakowsky (2015) denominan nuevas protestas, conformados por grupos no-politizados, plurales y disímiles, y cuya actividad no mira a las protestas pasadas sino a las de los costados (las protestas estudiantiles en Chile, los cacerolazos en Argentina y las huelgas generales en Brasil por el destape de actos de corrupción del gobierno y el proceso de destitución), nuestro esfuerzo busca recuperar los lugares de enunciación de los actores durante las protestas para así proponer algunos elementos de compresión y de lectura de la protesta a través de la enunciación de sus actores. 

La relevancia de esta investigación gravita, entonces, en la ausencia de estudios sistemáticos sobre la nueva protesta en Perú, como sí acontece en los casos de Chile, Argentina, Brasil, Ecuador y más recientemente en Venezuela. Desafortunadamente, más allá de algunas pocas contribuciones, la nueva protesta no ha convocado aún estudios consistentes sobre los determinantes de la protesta en Lima, el efecto de sentido que reúne a los actores, la experiencia fenomenológica de ir a protestar, así como de las demandas a las que apelan en su pluralidad. 

Razón por la cual, esta investigación busca aportar a la comunidad científica dando luz sobre las particularidades del caso peruano, cuyas experiencias a pesar de mantener vasos comunicantes con sus símiles latinoamericanos, se complejizan debido a una demanda política que parece procurar el mantenimiento de privilegios más que la democratización del bien común, en donde lo económico moldea lo político y la ciudadanía se define a través de la capacidad de consumo; en un escenario semejante el estudio de la protesta se torna fundamental ya que el bien común parece un asunto débil y aun ajeno entre los peruanos. 

Short titleThe enunciation in the new protest
AcronymLENLP
StatusActive
Effective start/end date1/04/2131/03/22

Keywords

  • Protests
  • Politycs
  • Semiotic